Cata sobre los Vinos de Pueblo

Fotografía y vino
22 agosto, 2017

Cata de Vinos de Pueblo

Hoy se ha celebrado la masterclass organizada por la Asociación de Bodegas Familiares de Rioja. El planteamiento de la misma no puede ser más oportuno, en un momento en el que tanto se está hablando sobre lo que es y lo que debería ser Rioja. En ese contexto se enmarca esta cata que pretende arrojar algo más de luz sobre uno de los posibles caminos a explorar, lo vinos de pueblo.

En esta línea hemos catado diferentes vinos que pretendían ser ejemplos de la expresión de una variedad en un territorio y así se han podido conocer dos blancos y 12 tintos, de los cuales uno era de Maturana, 4 de garnacha y 7 tempranillos.

Al margen de si el numero de vinos resulta suficiente para definir una región tan amplia como Rioja, que obviamente no lo es, o si resultan demasiado para una única sesión, que a mi si que me lo parece, si que se puede decir que la cata a servido para seguir reflexionando sobre un tema capital para que Rioja pueda escalar posiciones en el reconocimiento internacional de nuestros vinos, con una mayor diferenciación de los mismos basada en su origen y técnicas de cultivo.

En esta línea, los vinos de pueblo se me antojan ligeramente ambiciosos para una denominación que nunca ha clasificado sus vinos por su origen, si no por su tiempo de crianza (algo totalmente obsoleto). Sirva como ejemplo de esto la Borgoña francesa donde se estableció una primera clasificación de determinados cru ya en el siglo XI, y desde entonces no se ha dejado de trabajar en ello.

Parece por lo tanto más acertado el planteamiento que Pepe Hidalgo puso encima de la mesa y que aparece ilustrado en la imagen que encabeza este post, estableciendo una serie de zonas de características más o menos homogéneas y que a grandes rasgos coincidirían con los 8 valles que articulan el area de nuestra DO.

Algunos matices se podrían incluir en la misma, pero eso será objeto de una próxima entrada.

 

Español